• 91 457 2626
  • info@psiquiatraenmadrid.com
  • Madrid, España

Trastorno Obsesivo Compulsivo

Tratamiento | Trastorno Obsesivo Compulsivo | TOC

Tratamiento Trastorno Obsesivo Compulsivo Madrid

A veces, todos chequeamos las cosas dos veces, por ejemplo, chequeamos la cocina antes de irnos de la casa para asegurarnos de que esté apagada. Pero las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo (o TOC) sienten la necesidad de chequear las cosas una y otra vez, o tienen ciertos pensamientos o realizan rutinas y rituales una y otra vez. Los pensamientos y rituales del Trastorno Obsesivo Compulsivo causan ansiedad e interfieren con la vida cotidiana.

Las obsesiones son pensamientos recurrentes e intrusivos, que el paciente reconoce como absurdos o al menos exagerados, pero que no puede dejar de pensarlos. Esto genera importante ansiedad por la imposibilidad de quitarse estas ideas. En ocasiones, estas ideas hacen que la persona realice diferentes actos para compensar la ansiedad que provocan las obsesiones. Estos actos se denominan compulsiones, alivian la ansiedad solo durante unos minutos y pueden condicionar muy seriamente la vida del paciente. Las obsesiones más frecuentes son de limpieza, contaminación, orden o agresividad.

En nuestra consulta ofrecemos una aproximación integral al tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo. El tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo es, en la mayor parte de los casos, mixto debiendo integrar al tratamiento farmacológico y el psicoterapéutico. Es muy importante la evaluación minuciosa de la situación clínica, para confirmar el diagnóstico y orientar el tratamiento. Dentro de los abordajes psicoterapéuticos el más eficaz es el abordaje cognitivo conductual. En cuanto al tratamiento psicofarmacológico, el tratamiento de elección son los antidepresivos , tanto inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como antodepresivos tricíclicos.

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (o TOC) se caracteriza por dos tipos de fenómenos, las obsesiones y las compulsiones. Lo pensamientos repetidos y perturbadores del Trastorno Obsesivo Compulsivo se llaman obsesiones. Con el fin de intentar controlar estas obsesiones, las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo repiten rituales o comportamientos, llamados compulsiones. Quienes tienen Trastorno Obsesivo Compulsivo no pueden controlar dichos pensamientos y rituales.

Ejemplos de obsesiones son el miedo a gérmenes, a ser heridos o herir a otros, y pensamientos perturbadores religiosos o sexuales. Ejemplos de compulsiones son contar o limpiar cosas, lavarse el cuerpo o partes de éste repetidas veces, ordenar las cosas de un modo en particular, y/o verificar todo una y otra vez.

Las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo tienen estos pensamientos y llevan a cabo estos rituales por lo menos una hora la mayoría de los días y a menudo por más tiempo. La razón por la que el Trastorno Obsesivo Compulsivo interfiere con sus vidas es que ellos no pueden detener estos pensamientos o rituales, de tal modo que, por ejemplo, en ocasiones faltan a la escuela, el trabajo, o reuniones con amigos.

Tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo

Síntomas del Trastorno Obsesivo Compulsivo

Las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo:

  • Tienen pensamientos o imágenes repetidas sobre muchas cosas diferentes, como miedo a gérmenes, la suciedad o intrusos; violencia; herir a seres queridos; actos sexuales; conflictos con creencias religiosas; o higiene personal excesiva.
  • Realizan los mismos rituales una y otra vez tales como lavarse las manos, abrir y cerrar puertas, contar, guardar artículos innecesarios, o repetir los mismos pasos una y otra vez.
  • Tienen pensamientos y comportamientos indeseados que no pueden controlar.
  • No obtienen placer de tales comportamientos o rituales, pero sienten un leve alivio de la ansiedad que estos pensamientos causan.
  • Pasan por lo menos una hora al día con estos pensamientos o rituales, los cuales causan angustia e interfieren con sus vidas cotidianas.

¿Cuándo empieza el Trastorno Obsesivo Compulsivo?

Para muchos, el Trastorno Obsesivo Compulsivo comienza durante la niñez o adolescencia. La mayoría de las personas son diagnosticadas alrededor de los 19 años de edad. Los síntomas del TOC pueden aparecer y desaparecer y mejorar o empeorar en diferentes momentos.

Causas del Trastorno Obsesivo Compulsivo

El Trastorno Obsesivo Compulsivo a veces viene de familia, por causas genéticas, pero nadie sabe con seguridad por qué algunas personas lo tienen mientras que otras no. Cuando las sustancias químicas del cerebro no están en un cierto nivel, pueden hacer que una persona tenga Trastorno Obsesivo Compulsivo. Los medicamentos a menudo ayudan a que estas sustancias químicas se mantengan en los niveles correctos.

Tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo

El tratamiento debe ser mixto en todos los casos, farmacológico y psicoterapéutico cognitivo-conductual. Los psiquiatras pueden recetar medicamentos para ayudar a tratar el Trastorno Obsesivo Compulsivo. Es importante saber que algunos de estos medicamentos pueden tardar varias semanas para empezar a hacer efecto. Los tipos de medicamentos utilizados para tratar el Trastorno Obsesivo Compulsivo son los antidepresivos y medicamentos ansiolíticos (medicamentos para controlar la ansiedad/los nervios). Algunos de estos medicamentos se utilizan para tratar otros problemas, como la depresión, pero también se utilizan para tratar el Trastorno Obsesivo Compulsivo. Aunque estos medicamentos a menudo tienen leves efectos secundarios, usualmente no son un problema para la mayoría de las personas, especialmente si se comienza con una dosis baja y se aumenta lentamente con el tiempo.

Hay diferentes tipos de tratamientos psicológicos para el Trastorno Obsesivo Compulsivo. La terapia cognitivo-conductual y la terapia de comportamiento son especialmente útiles para tratar el Trastorno Obsesivo Compulsivo. Enseñan a las personas diferentes maneras de pensar, actuar, y reaccionar a situaciones y estas diferentes maneras de hacer las cosas ayudan a la persona a sentirse menos ansiosa y temerosa sin tener pensamientos obsesivos o sin tener que actuar de manera compulsiva.

A algunas personas la terapia les funciona mejor, mientras que a otros les funciona mejor los medicamentos. Aún y así es recomendable una combinación de los dos. Hable con un psiquiatra acerca del mejor tratamiento para usted.